HISTORIA

En el año 1979 un grupo de estudiantes de arte, se acercaron al Maestro Ricaurte Martínez durante una exposición en la galería, El Marco Mundial a fin de solicitarle dictará clases particulares de acuarela. Las primeras lecciones fueron recibidas en la Galería Pro-Artes. Transcurridos seis meses, noventa estudiantes aprendieron diversas técnicas de dibujo y pintura.

En el año 1980, se dio inicio a lo que sería formalmente la Academia de Bellas Artes Ganexa, incursionando con los programas técnicos en Artes Plásticas, Teatro, Cursos libres de Dibujo y Pintura para adultos y niños.

En 1982 se inicia el Técnico en Diseño Gráfico, este sería el primer programa formal de diseño gráfico ofrecido en Panamá. En el año de 1985 se inician las carreras técnicas de Diseño de Modas y Fotografía como programas pioneros.

En 1997 abre sus puertas el primer bachiller en arte de la República, idea que es acogida por el Instituto Nacional de Cultura en varias de sus escuelas de arte. En el año 1998 cambian los programas de Técnico a Técnico Superior, incrementando la carga horaria y actualizando contenidos, acercándose a lo que sería posteriormente un nivel superior Universitario. Ganexa sigue bajo la supervisión directa del Ministerio de Educación hasta el año 2000, cuando inicia su transformación como Universidad, logrando cuatro años después, la aprobación de todas sus carreras.

En el año 2006 abre la carrera de Gastronomía y en el 2013 inicia el proceso de aprobación de Diplomados y Maestrías.

 

Origen del nombre

En el año 1979 se reúnen varias personas, entre ellas se encontraban la señora Rina de Martínez, Elena de Caparó y el pintor y fundador de Ganexa, Ricaurte Martínez, con el fin de buscar un nombre significativo y novedoso para la naciente academia de Bellas Artes.

Se propusieron varios nombres de artistas famosos, maestros de la plástica tanto nacional como internacional, ninguno fue adoptado puesto que no se quería comprometer el trabajo de la Academia con ninguna tendencia, estilo o familiaridad. Se propuso entonces buscar entre las deidades y mitología antigua, nombres de dioses que tuvieran relación con el arte, la ciencia y la cultura. Se revisó la mitología romana, griega, persa, egipcia, inclusive la china sin resultado alguno, éstas deidades eran muy conocidas, sus nombres muy usados y otras muy difíciles de recordar debido a su fonética.

Se encontró un dios de la India, Ganesh, hijo de Shiva, dios principal de la religión indostana. Tiene cabeza de elefante, ojos y cuerpo de hombre. Es el dios de la sabiduría, el intelecto, las ciencias, el conocimiento, el progreso, el arte y la cultura. En sánscrito la sílaba “Ga” significa intelecto y la sílaba “Na” significa sabiduría, es la representación de aquel que ha descubierto a la divinidad en sí mismo.

Además de su característica representación con la cabeza de elefante, aparece también con varios objetos: una soga, un hacha, un dulce llamado laddu, una maza de oro, una trompa de caracol, un pedazo de colmillo y una mano extendida.

“Cuenta la leyenda que Ganesh, era un niño normal hijo de Shiva, dios principal de la religión indostana. Shiva como dios guerrero, se había ido a librar una batalla, cuando apenas la madre de Ganesh estaba embarazada, por lo que no conocía a su hijo, hasta entrada su juventud.

Cuando regresó a su casa, la madre de Ganesh se preparaba para tomar un baño y pidió a Ganesh que cuidará la puerta de entrada mientras ella se bañaba, al rato llegó Shiva, Ganesh se interpuso en la entrada impidiendo su paso, Shiva, que no lo conocía se enfureció y sin imaginarse quien se interponía en su camino, sacó la espada y le cortó la cabeza al joven Ganesh. La madre salió de sus aposentos alterada y al ver aquella escena, le dijo que había matado a su hijo y como él era el dios más grande, tenía todo el poder para devolverle la vida, fue así como Shiva dijo que lo único que podía hacer, era cortarle la cabeza al primer ser viviente que pasara frente a la casa, y así ponérsela a Ganesh.

Frente a esta situación, pasó un joven elefante, le cortó la cabeza y se la colocó al joven decapitado devolviéndole la vida. Por el solo hecho de tener una cabeza de elefante se le atribuyen atributos como la memoria extraordinaria, la inteligencia y la astucia.”

La Universidad no profesa adhesión a ningún culto religioso, y como política institucional hay libertad de credo; sin embargo esta deidad hindú como símbolo del intelecto humano y del arte es fuente de inspiración y modelo para su filosofía, donde las fuerzas creativas van aunadas a un espíritu dotado de inteligencia y sabiduría.

Una descripción de todas las características y atributos de Ganesha se puede encontrar en el Ganapati Upanishad, antiguas escrituras del Hinduismo. La fiesta de Ganesh, se celebra en el mes de agosto, durante todo el mes, culminando al depositar en el mar las imágenes del dios que han sido hechas y utilizadas durante toda la festividad. En Panamá, principalmente es celebrada por la comunidad indostana de Colón.